Análisis de Riesgos

El Reglamento (CE) n° 178/2002, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de enero de 2002, establece que las políticas de Seguridad Alimentaria deben basarse en un procedimiento de Análisis de Riesgos, con el fin de lograr el objetivo general de un nivel elevado de protección de la salud y la vida de las personas.

El Análisis de Riesgos en un proceso formado por tres elementos interrelacionados: Evaluación del Riesgo, Gestión del Riesgo y Comunicación del Riesgo.

  • La Evaluación del Riesgo es el conjunto de actuaciones dirigidas a identificar y valorar cualitativa y cuantitativamente los peligros así como a evaluar y caracterizar el riesgo para la salud humana, derivado de la exposición a un agente físico, químico o biológico procedente de los alimentos, así como a la sanidad animal y vegetal.
  • La Gestión del Riesgo es el proceso consistente en sopesar las alternativas políticas en consulta con las partes interesadas, teniendo en cuenta la evaluación del riesgo y otros factores pertinentes, y si es necesario, seleccionando las opciones apropiadas de prevención y control.
  • La Comunicación del Riesgo es el intercambio interactivo de información y de opiniones relacionadas con los peligros y los riesgos alimentarios entre las personas con responsabilidad en la evaluación y gestión del riesgo, las personas consumidoras, las empresas alimentarias y de piensos, la comunidad científica y demás partes interesadas. Este intercambio de información deberá realizarse a los largo de todo el proceso de análisis de riesgos y deberá incluir la explicación de los resultados de la evaluación del riesgo y la motivación de las decisiones relacionadas con la gestión del riesgo.