En 2018, se transmitieron un total de 3.699 notificaciones a través del Sistema de alerta rápida para alimentos y pienso (RASFF), de las cuales 1.118 se clasificaron como alertas, 493 como informes de seguimiento, 675 como llamadas de atención, 1.401 como rechazos en frontera y 12 como notificaciones informativas.

En comparación con 2017, el número de notificaciones de alerta que implican un grave riesgo para la salud, aumentaron en un 19% (con un 13% más de informes de seguimiento emitidos).

El aumento de alertas es significativo por quinto año consecutivo

Número de notificaciones por producto:

frutos secos

667

Frutos secos, derivados y semillas

475

Frutas y verduras

330

Pescado y derivados

pelets

313

Piensos

huevos

265

Productos Avicultura

225

Complementos alimentarios y alimentos enriquecidos

Contaminación microbiológica

Una parte importante de las notificaciones RASFF sobre productos de los países miembros se refieren principalmente a microorganismos patógenos en alimentos de origen animal.

Salmonella

La salmonella sigue siendo el patógeno más frecuentemente reportado en los alimentos de los países miembros (246 notificaciones, un 19% más), pero lo mismo ocurre con los países no miembros (304 notificaciones).

La carne ocupa la mayor parte de las notificaciones, en particular la carne de aves de corral, debido al criterio de inocuidad de los alimentos para la ausencia de Salmonella typhimurium y enteritidis en la carne fresca de aves de corral.

En cuanto a notificaciones recurrentes, hubo 47 notificaciones sobre Salmonella en productos avícolas originarios de Polonia, la mayoría de las veces (34 notificaciones) sobre Salmonella enteritidis en carne de ave fresca. Dos operadores fueron identificados varias veces.

Listeria

La contaminación con Listeria monocytogenes se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. Sin embargo, el principal brote en varios países estuvo relacionado con el maíz congelado, por lo que la contaminación por Listeria también no sólo es relevante en carnes, sino que también puede afectar a otros alimentos, en particular los que no reciben tratamiento térmico antes de su consumo.

Listeria monocytogenes es particularmente peligrosa e incluso letal para personas con un sistema inmunitario debilitado.

Número de notificaciones por peligro:

bacteria

979

Microorganismos patógenos
molecula

655

Micotoxinas
pesticida

276

Residuos Pesticidas

142

Composición

207

Alérgenos

179

Controles insuficientes

168

Cuerpos extraños

225

Aditivos y saborizantes

Contaminación química

Alérgenos

La leche, el gluten y las nueces son los alérgenos más comúnmente reportados. Los platos y preparados y snacks, son los más frecuentemente notificados.

Muy a menudo, se notifican trazas de alérgenos en los alimentos debido a la contaminación cruzada.

Micotoxinas

 Los niveles de micotoxinas en los alimentos generalmente no producen un efecto adverso agudo en las personas consumidoras, aunque la exposición crónica puede representar un riesgo significativo para aquellas personas que consumen productos contaminados con frecuencia, en particular aquellos que tiene presencia de aflatoxinas.

La aflatoxina B1 es una sustancia cancerígena y genotóxica, para la cual no existe un nivel de consumo seguro real. Por esta razón, se aplica el principio ALARA y el límite legal impuesto es tan bajo como sea razonablemente posible.

Residuos de Plaguicidas

La mayoría de las notificaciones están relacionadas con las frutas y verduras, en el que se encuentran tradicionalmente la mayoría de los incumplimientos de los plaguicidas. Es destacable como todas las notificaciones en la categoría «cacao y preparaciones de cacao, café y té» se refieren al té, principalmente de China (15 notificaciones).

Materiales en contacto con alimentos

Las notificaciones sobre materiales en contacto con alimentos rompen con la tendencia descendente en 2018 ya que su número aumentó en un 17% (aunque sólo suponen un 3.8% de las notificaciones totales).

Por último, aquí puedes encontrar las notificaciones por tipo de peligro y potencial riesgo (con una escala de colores).

Rojo – Grave Verde  – NO grave Azul – Peligro sin cuantificar Naranja – Peligro entre «no determinado» y grave